Ser subjetivo

Monday, May 15, 2006

- This is a frightening thought, losing one’s identity. Nietzsche once said that once the metaphysics of life are broken down, and the real is shown to be nothing more than the differential relations of forces, fully investing oneself in this “non-distinction” could lead to madness. What other response to the apocalypse of the unified subject is possible?

-Es un pensamiento terrorífico, perder la propia identidad. Nietzche dijo que una vez descompuesta la metafísica de la vida, y lo real se muestre como nada más que relaciones diferenciales de fuerzas, abocarse de lleno en esta "no distinción" puede llevar a la locura. ¿Qué otra respuesta al apocalipsis del sujeto unificado es posible?
Sheri Le (2002)

Es muy diferente en este sentido abocarse en el laberinto de espejos que avocarse a una entidad superior (dios, el absoluto, etc).
En este caso, una locura no dañina a uno mismo o a otros subyace en la cínica (y constante) observación del absurdo como motivo. Otra, en la adopción de un dios antropomorfo que sigue líneas éticas discernibles: léase la afirmación metaexperiencial de una negación de la carencia de sentido.
En fin, en este caso se habla de la funcionalidad metafísica interna del concepto de una entidad superior, no de su existencia. Personalmente creo que dios, si existe, también está en la bala que mata niños inocentes. La bondad es una limitante demasiado humana para la omnipotencia.

En resumen, la relación consciente o inconsciente que la conciencia acuerda con el concepto de qualia es clave en la interpretación integral de la experiencia diaria (básicamente: emociones, intelecto, instinto... según Gurdjieff).

Esto es: la relación sincera que tenemos con la incertidumbre.

Por mi parte digo, como leí en algún lado: Lo peor que puede pasar, son aventuras!

(¿algún comentario sobre planteamientos éticos?)

Saturday, May 13, 2006

Cuando sí vale la pena discutir sobre asuntos indiscutibles.

Círculo ascendente vs círculo descendente.

Resulta interesante observar la profundidad de los lazos que se forjan durante una acalorada discusión filosófica, independientemente de su potencial tautológico, consideradas por el sentido común como "triviales":

---
En un sentido puramente funcional la discusión permite el enriquecimiento personal puramente funcional de las partes implicadas, ya sea en imágenes o métodos mentales diferentes.

Pero, ¿qué sucede cuando se discuten puntos personalmente decidibles, donde la semántica no aplica en su funcionalidad?

En ese sentido la discusión permite el enriquecimiento personal de las partes implicadas, ya sea en imágenes o métodos mentales diferentes.

Si se considera el sistema hablante-oyente, como una sola entidad que percibe y comunica (al menos sobre el tema tratado), tomando el punto de vista de un tercer oyente que, sin participar, presta atención a la discusión en sí sin importarle las identidades de los hablantes:

En ese sentido la discusión permite el enriquecimiento personal, ya sea en imágenes o métodos mentales diferentes.

Si esa discusión plantea puntos previamente considerados por el oyente, y desemboca en conclusión suficientemente similar a la suya, entonces el oyente puede llegar a pensar que, al menos tautológicamente, su conclusión es correcta.

En ese sentido la discusión permite el enriquecimiento personal.
---

Círculo ascendente: Discutir, para plantear la posibilidad real de enriquecerse uno
mismo (esto incluye la incerteza sobre las propias aseveraciones).
Nótese que la relevancia del enlace yace en la INcerteza. Enunciar hechos objetivos no
contribuye al enlace. Los hechos crudos yacen muertos, sin relación entre sí. Sólo la emoción o pensamiento ligada a ellos les da hilación.

Círculo descendente: discutir por discutir, para obligatoriamente enriquecer al otro (o de no ser esto posible, desacreditar su capacidad para ser "enriquecido").
O potencialmente negar la posibilidad de enlace del otro que, consecuentemente, niega la posibilidad de enlace de uno mismo.


El eje de ese círculo: La voluntad. Todo se basa en ella, más allá de la intención aparente.
La voluntad de querer aprehender racionalmente el eje de la voluntad requiere de algo más alla de la racionalidad.

La voluntad es la tautología madre, y un manantial de ironía surge de intentar categorizar esta
misma frase.

En resumen:
Discutir?, claro! Gusto en conocerl@.
Discutir por discutir, no gracias.

Sunday, April 30, 2006

Acta de extranjería

Acta de extranjería

¿De qué tierra será?, ¿dónde su mar?
-dicen-, ¿cuál es su sol, su aire, su río?
Mi origen se hizo pronto algo sombrío
y cuando a él vuelvo no lo vuelvo a hallar.

Cada vez que me pongo a caminar
hacia mí pierdo el rumbo, me desvío.
No hay aire, río, mar, tierra, sol mío.
Con lo que no soy yo voy siempre a dar.

Si acaso alguna vez logré mi encuentro
-fue camino el amor-, me hallé contigo
piel a piel, sombra a sombra, dentro a dentro,

el frágil y hondo espejo se rompió,
y ya de mí no queda más testigo
que ese otro extraño que también soy yo.

Luis Rius

Es interesante como el no-ser se interpreta las más veces como la tristeza de decidirse insatisfecho. Al sobrepasarse ese estado y consciente o inconscientemente decidir por un camino cualquiera se llega a desconfiar de la propia memoria y percepción. Es "De lo que están hechos los sueños".

Pero más bien, el abismo existe permanentemente anidado en el aparato perceptivo.
En un sistema basado en la metáfora, la recursividad induce a la sinestesia.

Al momento de dejar de "convertirse en" la entropía reclama la inherente probabilidad de disolución de cualquier patrón.

¿Para qué sirve torturarse? Ver los desechos psíquicos que se acumulan tras bambalinas ayudan, más allá de la masturbación mental, a desarrollar formas fértiles de pensamiento que no siguen los márgenes usualmente imaginados.

En resumen: Creer para crear.
Claro está... creer es una decisión y un arma de doble filo.

Thursday, April 27, 2006

Es

ES

La existencia del mundo de las ideas y el abismo entre significado y signo son inexistencias que se niegan/afirman a sí mismas por el proceso del pensamiento.

Es como el perpetuo caminar sobre un perímetro circular, sin nunca poder llegar al centro.

Es como querer alcanzarse la oreja con una escalera.

Es como.... "es como".

ES. Y la consecuencia de su interpretación es responsabilidad del que la enarbola.
Un poco injusto, tomando en cuenta que no podemos elegir lo que comprendemos, como base.

Para algunos un obstáculo insalvable, para otros un reto de cada instante.
Pregúntale al Sísifo de Camus.

Tuesday, February 14, 2006

Namasté

Namasté (saludo hindú)

Meditando en su significado llegué a sentir este acercamiento:

Namasté significa:

Disfrutar juntos nuestra perfeccion presente en nuestra conexión esencial!!...

Sunday, February 05, 2006

El dolor de decidir

El dolor de decidir

Como podemos disminuir el dolor de decidir?

Al no decidir basándose en el deseo, sino en los efectos en todo lo posible.
Así, la decision no es singular en acción, es múltiple en efectos.

No es posible ser suficientemente racional TODO el tiempo... pero sí es posible ser lo suficientemente consciente!

Friday, January 13, 2006

Yo soy esa marioneta (aparte)

Yo soy esa marioneta (aparte)

Este es un mundo de ilusiones. Cada quien proyecta la suya, basándose en conocimiento, habilidad, intención... como en un teatro de marionetas.
Claro está, proyectar una despreocupación falsa no hace más que ahondar la carencia... negar la sed a veces nos aleja de saciarla.
Pero aun manteniendo una sola proyección, la propia, se sigue manteniendo esa sensación de ilusión. Esto es, claro, porque la comunicación directa de pensamientos y esencias no es algo que sucede a diario. Entonces, para recibir lo que se requiere primero hay que saber qué es.
Conocerse para no terminar como el niño que tira su juguete tres días después de haberlo llorado. Y esto se promueve al mantener nuestra proyección deseada aun cuando a veces sería más cómodo mentir y conformarse, expresando nuestros deseos reales... y Puf! de repente se nos presentan.

Lo mejor es que nuestra marioneta de la vida diaria sea una representación fiel a nosotros mismos, con todo y debilidades. Eventualmente la marioneta será inadecuada hasta el punto del dolor, zarandeada y hasta desgarrada por los juicios ajenos. Entonces es tiempo de meditar en los acontecimientos y sus consecuencias para ver qué fue lo que salió mal y, lo más importante, en qué nos corresponde mejorar (responsabilidad!). Los cambios son de fondo y no de apariencia, se reflejarán en la marioneta después de haber sido consumados y no antes, porque asimismo ganar lo que no se desea termina por hartar, no importando qué tanta popularidad o admiración nos acarree.

También se puede uno arriesgar a jugar un papel ajeno, cambiando la marioneta por pura diversión, como "simulación pasajera". Cuánta gente se jacta de esto! Claro que, al ponerse a sí mismo en el escenario no se hace burla de los demás sino de uno mismo, y el personaje que debería llevar los hilos corre el gran riesgo de enredarse en ellos. Hilos que metafóricamente son los hábitos que él mismo se ha formado: Autoinstrumentalización, o fascinación de la simulación hasta llegar a la compulsión.

En resumen, algunas veces nuestra marioneta será apaleada por la realidad, pero nuestro artesano tras bambalinas siempre podrá hacer otra mejor, que manteniendo su sinceridad (y por ende, la conexión con la esencia que nos hace sentir vivos), resulte en una mejor aplicación del arte que le da su identidad. La marioneta es una proyección real, limitada, (re)creable, sustituible pero inherente y sobre todo siempre perfectible que nos permite levantarnos (según el punto de vista externo) de nuestras mismas cenizas.

Esto es porque, ninguna herida hará brotar la verdadera sangre, y nada puede aniquilar nuestra esencia más que la triste resignación a ser limitadamente ( y/o definidos externamente como) felices en un mundo infinitamente complejo.